LA CREATIVIDAD: UNA PUERTA HACIA LA ESCUELA DE LA SABIDURÍA



   Nuestras ideas creativas no nacen de la nada, sino que tienen su origen en una parte de nosotros que está más allá del ego y que éste no reconoce como nuestra. La educación que hemos recibido ha programado nuestro ego para que no pueda conectar conscientemente con nuestras partes más sutiles: es la educación del Paradigma de la Desconexión, debido a ella nuestro ego se siente siempre incompleto y temeroso, Para compensar esta sensación de desamparo se refugia en creencias y autoridades que le hacen sentir protegido y fuerte, el precio que paga es la pérdida de su auténtica identidad, la que le conecta con nuestra esencia.
   Cuando damos rienda suelta a nuestra creatividad, realizando cosas que nos apasionan, estamos conectando con nuestra esencia, pues de ella proviene esa creatividad. Si en ese momento nos hacemos consciente de ello y lo practicamos a menudo, la conexión con nuestra esencia será algo habitual y nuestro ego estará empezando a crear un camino voluntario de comunicación con nuestra auténtica identidad: es el andar hacia el ego empoderado.

Un ser humano desconectado de su creatividad esencial se siente atrapado en un mundo en blanco y negro, ajeno a su sentir más profundo. Cuando  aprende a vivir como ser creativo su vida se torna arcoíris y se siente creador de su realidad

 La creatividad es pues una puerta a conocernos por dentro, un camino de autoconocimiento que no necesita de pruebas iniciáticas y, por lo tanto, ideal para llevar a nuestro sistema de enseñanza. Eso sí, el acto creativo ha de ir acompañado con el propósito y la conciencia de conocernos, para ello es necesario que el maestro domine determinadas técnicas  y además aprenda a hacer de los temarios una herramienta de autoconocimiento y creatividad. Evidentemente el docente ha de hacer su propio trabajo de crecimiento personal y recuperar la creatividad que fue perdiendo a lo largo de su propia educación. Como ayuda a todo este proceso con sus alumnos y con él mismo cuenta con el despliegue de los Nuevos Paradigmas del Conocimiento, que ayudan a conectar al ego con nuestra esencia en todos los campos en los que fuimos educados.
    El camino que nos permite aprender a conectar con nuestra esencia es el mismo que puede conducirnos de la escuela del conocimiento a la de la sabiduría. ¿Qué maestro, de corazón, se puede resistir a andarlo junto con sus alumnos …. ?
   








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada