CLASES DE HISTORIA PARA CREAR CIUDADANOS LIBRES



     Mientras el esclavo tiene claro que no es libre el amo vive el autoengaño de creerse en libertad. Ambos, en realidad, son esclavos de las creencias que han repartido sus papeles. Ser auténticamente libre conlleva ser consciente de que pensamos  dentro de unas cajas - las creencias- y no haber cedido nuestra identidad a los personajes que hemos creado en función de esas mismas creencias.

Durante milenios hemos sido esclavos de nuestras creencias al proyectar nuestra identidad en ellas. Nuestro ego separado de su esencia, a causa de las leyes de la dualidad, ha necesitado identificarse con personajes que han servido a los dramas creados por esa misma dualidad en base a mantenernos divididos y enfrentados.  (En la imagen un fotograma de la película "12 años de esclavitud")

      Una revisión de nuestra historia, basada en una mirada objetiva de las creencias y del paradigma de la dualidad que las ha sustentado hasta ahora, simplificaría en gran medida dicha disciplina y nos haría comprender las auténticas raíces de los conflictos que hemos vivido. La historia desde esta perspectiva nos liberaría de hacer de nuestro futuro una mera actualización de nuestro pasado.
     Un profesor de historia puede empezar a acometer este proceso con sus propios alumnos, sin esperar a que forme parte de los temarios oficiales.  La clase entera puede ampliar el marco del libro de texto, convirtiéndose en un grupo de investigación, aprovechando que las creencias basadas en la dualidad siguen en vigor en el mundo actual y en la propia vida de cada uno de los alumnos, incluso los conflictos vividos en clase se pueden relacionar con hechos históricos, es hacer viva la historia convirtiéndola en autoconocimiento y, a la vez, despejar la mirada hacia un futuro auténticamente nuevo, fresco, invitando a los  alumnos a sentirse creadores de ese mismo futuro. Una clase de historia así se convierte en un laboratorio en el que fomentar el espíritu científico y en un modelo de enseñanza que apunta a crear a personas auténticamente libres, es la historia que no sólo se limita a hablar de nuestro pasado, sino que también abre una puerta a un futuro libre de las ataduras a esa misma historia.
   


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada