LOS PRINCIPIOS DE LA SEGUNDA ALFABETIZACIÓN

  

Para que la humanidad pueda cumplir sus sueños hacen falta horizontes comunes que nos aporten dirección. Los Principios de la  Segunda Alfabetización del Mundo son uno de esos horizontes, que nos permitirán desplegar las alas de nuestra creatividad y sabiduría para poder vivir desde la autenticidad de nuestros corazones, superando así los conflictos que durante milenios nos han separado a los seres humanos.

   1)   Todo ser humano tiene el derecho de aprender a vivir desde la alegría de su corazón, desde el desarrollo de sus potenciales de felicidad y desde la celebración de la vida con los demás.


 2) Los “Derechos humanos” han de establecerse como principios educativos esenciales

  3)  Los niños, adolescentes y ancianos han de poder contribuir mediante ideas y actos creativos a la mejora del mundo desde su presente: han de ser clases activas y creativas de la sociedad.

  4)   El autoconocimiento ha de contemplarse como un derecho humano, así como el acceso libre a las técnicas que permitan llevarlo a cabo.

 5)  El conocimiento ha de estar abierto a la creatividad de quien lo recibe (trascender el conocimiento en autoridades a través del espíritu científico).

  6)  Enseñar a conectar con nuestra propia esencia y con nuestra "creatividad libre" ha de ser el fundamento  sobre el cual construyamos cualquier sistema educativo.

  7)  Los valores democráticos de diálogo y  respeto entre las personas han de estar por encima de cualquier ideología, y formar parte de todo sistema de enseñanza: el valor esencial de la democracia es hacer reconciliable lo irreconciliable.

  8)  La democracia  no se ha de quedar sólo en el respeto mutuo, ha de ser también el fermento que haga posible que las ideas puedan fertilizarse entre sí, en lugar de luchar entre ellas, favoreciendo así la hermandad entre todos los seres humanos.

  9)  Toda corriente educativa ha de ver a las personas como libres creadoras de su propio futuro, evitando así hacer manipulaciones sobre el mismo.

  10) Las culturas no han de ser contempladas sólo como tradición, sino también como entes vivos que crecen con la creatividad de sus ciudadanos: educar a creativos culturales.

  11)  Todas las personas tendrán derecho a una doble nacionalidad: la de nacimiento y la de ciudadano del mundo; de forma que sean cuales sean las circunstancias nadie se pueda considerar un apátrida en su propio planeta.

  12) La adquisición de la nacionalidad de ciudadano del mundo se hará en base a la libre  aceptación de unos principios, que siembren el amor entre los seres humanos y el amor hacia toda la naturaleza.

  13) La Segunda Alfabetización trasciende el marco de lo escolar y tiene lugar a nivel de todos los estamentos y tendencias sociales: gobiernos, medios de comunicación, empresas, organizaciones sin ánimo de lucro, política, ciencia, arte …
  
     

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada