LA IMPOSICIÓN INVISIBLE



    Imponer a una persona su cultura - la instrucción de la Primera Alfabetización - nunca se vive como una imposición, a pesar de que lo es. Nos enseñan a defender nuestra cultura, nunca a cambiarla, ni a contrastarla con otras, negándonos el derecho a elegir nuestras creencias y costumbres. La educación en autoridades que todos hemos recibido ha hecho este fenómeno invisible. Nuestro inconsciente recibe todo esto de tal manera que no le queda más remedio que identificarse con nuestra cultura, hasta el punto de que somos incapaces de saber quiénes somos sin referirnos a ella: nos hemos convertido en sus súbditos, eso sí, reclamaremos libertades en otros campos, ignorando nuestras "cadenas invisibles".




        La dependencia cultural  forma parte de uno de los juegos fundamentales de la Dualidad:  hacer lo imposible para que no nos reconozcamos como seres únicos, con una sabiduría innata y propia. Por eso nos cuesta tanto desnudarnos de nuestra cultura y de nuestra familia, en nosotros hay el temor de ser como el hombre invisible, que una vez se despoja de sus vestimentas no se puede ver en el espejo. Para vernos como astros con luz propia, en lugar de planetas que orbitan su cultura, necesitamos mirarnos en un espejo diferente, un espejo no modelado por nuestra educación, un espejo en el que podamos sentir la imagen de nuestra propia esencia.

       No podemos ser libres atados a una cultura que hemos recibido como una imposición, sin una estructura para que la pensemos en futuro, como algo cambiante, en vez de en pasado, como algo muerto. Sin una educación que permita sentirnos creadores culturales, desde la perspectiva de ciudadanos libres del mundo, estamos condenándonos a seguir creando conflictos entre las cultura y entre nosotros mismos.
                                                        
      ¿Qué te parece, querido lector, descubrir en ti los entresijos de la "imposición invisible", ver cómo te afectan en tu vida cotidiana, cómo te victimizan ante las imposiciones de otras culturas, que a su vez también fueron impuestas a sus ciudadanos  ...? Es la danza de la Dualidad ... en las distintas músicas culturales, ¿qué te parece encontrar tu propia música, elegir tus propios pasos y así enriquecerte tú y a tu propia cultura ...? No te dejes atar por algo de lo que, de entrada, dependes emocionalmente, respeta a tu cultura trascendiéndola, convirtiéndote en un ciudadano con luz propia.
   
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada