LA DIFERENCIA ENTRE EL APRENDER DEL NIÑO Y EL DEL ADULTO

        
     El niño cuando aprende algo no lo clasifica entre lo ya conocido, lo recibe desde la frescura de falta de juicios y prejuicios. El adulto busca que el nuevo conocimiento se amolde entre lo viejo, es más, busca que lo nuevo se someta a su zona de confort y seguridad de pensamiento, hasta el punto de que cuando tiene dificultad para lograrlo se dice a sí mismo que lo que está aprendiendo es muy difícil. Esta diferencia entre el aprender del adulto y el niño es lo que hace que la lengua materna la aprendamos sin ningún esfuerzo, en cambio la lengua extranjera que nos enseñan en la escuela se convierte ya en algo difícil, que intuimos que nunca vamos a dominar como nuestra propia lengua, el motivo es que el maestro pretende que el niño aprenda como un adulto, apartándole poco a poco de su forma natural y fresca de aprender, mucho más eficaz que la de la escuela.

La curiosidad es el motor interno que convierte al estado mental de niño en el más apropiado para aprender, pues implica hacerlo sin ningún prejuicio y sin las cadenas de la imposición. Cuando nos dejamos sorprender aprender no requiere ningún esfuerzo, todo lo contrario: se convierte en un deleite.

      Querido lector, no has de preocuparte en exceso de lo anterior, ni lamentarte de haber perdido tu genuina forma de aprender, pues que yo sepa nunca ha aparecido el cadáver del niño que encarnaste; así que ha de continuar vivo en alguna parte de ti. Las edades, desde un punto de vista no material, son estados mentales que nuestro cerebro puede experimentar sea cual sea su edad física, eso sí, hacen falta técnicas para experimentar el estado mental-edad que deseemos en cada momento; éste es uno de los temas fundamentales que tratamos en la formación de "Educar empoderando", lo llamamos "La sabiduría de las Edades. Desde el punto de vista de esta mirada pedagógica podemos pues decir que aprender es mucho más fácil y eficaz desde la sabiduría innata del niño, una sabiduría a la que podemos tener acceso, como a la de todas las edades, sea cual sea la fecha de nacimiento de nuestro carnet de identidad".


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada