EDUCANDO MÁS ALLÁ DE LAS AUTORIDADES

  
      No es lo mismo ser súbdito de una cultura que ser su creador.  Nuestros libros de texto sitúan al alumno como sirviente de su cultura, por eso los creativos son unos pocos a los que les otorgamos el distintivo de genios: es la educación en autoridades.


   La consecuencia de una educación en autoridades es una sociedad cientifista, que renuncia al espíritu científico con el que nacieron sus ciudadanos.  Si queremos educar a personas auténticamente libres, capaces de sentirse creadores de su futuro, es necesario desplegar el espíritu científico en nuestras escuelas y hogares, para ello debemos librarnos del aprendizaje piramidal que supone situar a nuestros hijos y alumnos por debajo de otros ciudadanos. Hay que crear un ambiente en clase en el que los alumnos puedan reconocer su propia sabiduría y la de sus compañeros, en el que citarse entre ellos, entre iguales, sea algo cotidiano, en el que lo vivido en el aula no sea inferior a lo narrado en los libros de texto.
    ¿Qué te parece, querido lector, reeducarte, es decir, empezar a alimentar tu espíritu científico, a ver la vida desde la curiosidad y no desde lo que "autoridades" dicen sobre ella ... a descubrirla como un territorio a explorar, como una aventura en la que conocer tus propios potenciales ... ? ¿Te animas a dejar de ser súbdito de tu cultura y convertirte en su creador y, por lo tanto, en su innovador ...?

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada