SENTIR LO INALCANZABLE, UN CAMINO PARA ABRIR LA MENTE A NUESTROS SUEÑOS



     Una auténtica educación ha de enseñar a alcanzar lo inalcanzable ...






   Sentir lo inalcanzable como propio es el primer paso para construir en nuestra mente unas creencias desde las que podamos pensarlo como alcanzable. Las creencias son imprescindibles para que nuestros pensamientos tengan dirección y no sean caóticos, pero a la vez limitan nuestra mirada.
     Ir en pos de nuestros sueños nos obliga a construir nuevas creencias desde las cuales nuestra mente los pueda pensar como posibles y, así, dar los pasos adecuados para alcanzarlos. Por eso, ayudar a desvelar los sueños a nuestros hijos y alumnos es una forma de ampliar su mente y su imaginación, además de ser algo fundamental en el camino de educar para ser feliz.
     Los sueños no nacen de las necesidades del ego, sino de la generosidad de nuestros corazones, por eso la mejor manera de hermanar a toda la humanidad es una educación en la que se contemple a cada alumno o hijo como depositario de unos sueños que ha venido a entregar al mundo.
     La educación puede enseñar a gestar esos sueños en la mente, y hacer de cada ciudadano un creador de una humanidad en la que lo inalcanzable se convierta sólo en un límite temporal.
     ¿Te apetece sentir lo inalcanzable para ti como algo propio … ir más allá de las creencias en las que habitualmente piensas …? Si así lo haces habrás abierto la puerta que conduce a cumplir tus sueños más atrevidos…



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada