EDUCAR SIN SEÑALAR EL HORIZONTE

  

      Cada expectativa que hacemos sobre nuestros hijos o alumnos puede ser un freno a que se sientan creadores de su futuro, algo fundamental si queremos educar a personas libres que no queden atrapadas en los miedos de sus ancestros. No tiene sentido que un educador decida los horizontes de sus educandos, su labor es mucho más noble: prepararlos para que se conozcan a sí mismos y anden su propio camino …


   
 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada